Falsos mitos para bajar de peso

Hay muchas extravagantes estratagemas que prometen ayudar a recuperar la forma: desde las dietas de las intolerancias hasta gafas que hacen perder peso, un dispositivo "tecnológico" que, conectado a una pequeña cámara mostraría a nuestros ojos, a través de un software, una imagen de la porción que tenemos en el plato, más grande de lo que realmente es, para convencer al cerebro que estamos comiendo más. Esto (según sus creadores) bloquearía la sensación de hambre.

Atención al fantástico mundo de la web, lleno de oportunidades, pero igualmente lleno de oportunistas. Comer adecuadamente, limitar las cantidades un poco, moverse un poco más y no dejarse engañar por aquellos que prometen maravillas

La es más calórica en que en invierno: esto también es un mito. El contenido calórico de las está dado por la presencia de azúcares, por un lado y agua por el otro y varía entre 25 y 40 kcal por 100 gramos, tanto en invierno como en verano, con algunas excepciones raras ya sea hacia arriba (uvas, mandarinas, higos) o hacia abajo (sandía).

Recordar que la fruta, junto con las verduras, siempre debe consumirse en abundancia.

A pesar de ser relativamente bajas en calorías, las frutas son esenciales para incorporar fibras, vitaminas (vitamina C, vitamina A), minerales (potasio) y muchas moléculas bioactivas de gran aporte nutricional.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios