Cómo bajar de peso después del embarazo

Es posible en el , pero es aún más posible bajar de peso después del embarazo.

Después del parto llega la época de la lactancia, en la que las nuevas madres tienen que seguir una dieta adecuada y correcta. En esta etapa es bastante difícil bajar de peso, debido a que el niño necesita grasa para su crecimiento.

Veamos algunos consejos para bajar de peso saludablemente después del embarazo.

Lactancia materna

Si no tienes impedimentos para amamantar, el consejo es hacerlo sin pensarlo dos veces. La lactancia quema hasta 500 calorías por día, una cantidad significativa si se considera que, en un estado normal, adelgazando 500 calorías al día, se puede perder hasta 1 kilo por semana.

Dieta

Recuerda que, incluso después del embarazo, continúas comiendo para dos, ya que gran parte de lo que comes llega al bebé a través de la lactancia. Es sólo se necesitan alimentos nutritivos para enriquecer la leche materna sino también el combustible necesario para tu actividad física. El consejo es elegir alimentos energéticos pero bajos en grasa, tales como productos lácteos, pescados bajos en mercurio (salmón), carne de res magra, arroz integral, verduras de hoja verde y frutas.

Beber mucha agua

La deshidratación, además de retener el exceso de toxinas, debilita el organismo quitando energía. Beber mucha agua es especialmente útil para estimular la producción de leche materna. Además, beber mucha agua te ayuda a sentirte satisfecha por más tiempo, evitando los bocadillos muy calóricos.

Porciones pequeñas

No te saltees ninguna comida, es mejor tratar de reducir las porciones. Es importante que no te prive de los alimentos que te gustan, incluso si contienen algunas calorías de más. Si amas los dulces después de una comida, disfrútalos de vez en cuando, pero siempre dando un vistazo a las calorías.

Largos paseos

Caminar es siempre una manera correcta de perder peso en poco tiempo. Y pasear con el bebé es una forma mucho más placentera de bajar de peso. Las caminatas con la sillita del bebé te ayudarán a perder peso, con el beneficio adicional que los primeros rayos del sol en el niño, estimulan la producción de vitamina D, importante para la absorción del calcio y la formación de los huesos.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios

Artículos relacionades

5 razones para NO eliminar los carbohidratos de la dieta