La leche de Kefir suma cada vez más fanáticos

En los últimos años, cada vez más personas muestran una notable inclinación hacia el consumo de alimentos saludables, como lo demuestra recientes encuestas. Y uno de los alimentos que más está atrayendo el interés de los consumidores es la de kéfir.


¿Qué es la leche de kéfir y cómo se hace?

Originario del Cáucaso, el kéfir son pequeños granos que contienen muchos probióticos y cuya consistencia se asimila a la del queso cottage. Generalmente es posible encontrar kéfir de calidad en supermercados y otras tiendas de abarrotes, pero hay personas que prefieren hacerlo directamente en casa. Solo se necesitan 1 o 2 cucharadas de granos de kéfir, un recipiente con tapa y 2 tazas de leche (la más natural y pura, si es posible); después de una fermentación de aproximadamente 24 horas, la bebida está lista para ser agregada a los cereales del desayuno o para un refrescante batido. Una vez que finaliza el proceso de fermentado, se pueden recuperar los granos de kéfir para usarlos nuevamente y obtener más kefir.


Kéfir, propiedades

1) Problemas digestivos: los alimentos probióticos como el kéfir, contienen microorganismos vivos que se depositan en el intestino y ayudan a mantener el equilibrio de las bacterias intestinales. La fuente más conocida de probióticos es el yogur. Sin embargo, el kéfir contiene aún más probióticos que el yogur: alrededor de 30 microorganismos diferentes.

2) Osteoporosis y salud ósea: la osteoporosis, una enfermedad muy extendida en los países occidentales, se caracteriza por el deterioro del tejido óseo y es muy común en las mujeres mayores. El kéfir producido con leche alta en grasa es una excelente fuente de calcio y vitamina K2, ambos nutrientes esenciales para mantener la salud ósea óptima y retrasar el desarrollo de la osteoporosis.

3) Infecciones bacterianas: gracias a su alto y amplio contenido de probióticos, el kéfir puede proteger contra ciertas infecciones causadas por bacterias. Además, un probiótico único del kéfir, el Lactobacillus kefirila, es capaz de prevenir el crecimiento de bacterias dañinas como H. pylori, Salmonella y E. coli.

4) Asma y alergia: las reacciones alérgicas son causadas por las respuestas inflamatorias producidas contra sustancias ambientales inofensivas. Según varios estudios en animales, el kéfir podría eliminar estas respuestas antiinflamatorias y mejorar así los síntomas de alergia y asma.


Kéfir, contraindicaciones

El Kefir puede causar estreñimiento y calambres, sin embargo, se considera seguro para la mayoría de los adultos tomarlo por vía oral durante un período máximo de precaución de aproximadamente 6 meses. Se recomienda que los niños de al menos 1 año lo tomen por vía oral durante un máximo de 10 días consecutivos. En cualquier caso, asegúrese de seguir las instrucciones de las etiquetas del producto y consulte a su médico antes de comenzar a tomarlo.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios