Remedios naturales para cuidar las manos

La frase que dice “Todo entra por los ojos” es de largo alcance y tiene mucho que ver con la presencia de una persona, los cuidados de su imagen y cuál es la primera impresión que causa en los demás.

Así como un rostro limpio y un cabello bien cuidado, son las manos uno de los puntos fuertes de la exterior. Muchos hombres y mujeres se fijan primero en las manos de las personas que tienen en frente, antes de cualquier otra cosa, por lo que resulta importante tener una piel saludable y las limpias y bien cuidadas.

Se sabe que una persona que tenga las manos bonitas, demuestra que se preocupa por mantenerse siempre bella.

Ahora ser linda y tener una piel tersa y suave es muy fácil, teniendo en cuenta la cantidad de productos que podemos encontrar en el mercado para lograrlo. Es verdad que podemos encontrar de todos los precios y de todas las calidades, pero también podemos utilizar productos muy naturales para alcanzar el mismo fin.

Como la papa, se pude hacer un puré de patatas para después aplicarlo por unos minutos sobre las uñas. Si se hizo demasiado puede conservarse en la refrigeradora para la siguiente ocasión.

El limón es otro de los productos estrellas para el cuidado de las manos y de las uñas. Para conseguir una uñas fuertes y brillantes se puede colocar la pulpa de limón o la cascara sobre las uñas por unos minutos y listo.

Si se tiene la piel de las manos algo deteriorada, no hay mejor cosa que los tomates, considerado un excelente reponedor de la salud de la piel. Podemos cortar un tomate en rodajas y frotar una de ellas sobre las manos. Se puede también, colocar el jugo para mejorar su aspecto.

Quizás muchos no conozcan la chantarela, una planta muy buena para el cuidado de las uñas. Con ella se prepara una infusión utilizando dos cucharaditas de sus flores en un cuarto de litro de agua hirviendo, se deja reposar una media hora para después aplicar en forma de compresas.

El es otro alimento bastante efectivo,  solo hay que hervir un puñado en tres tazas de agua, dejar que se enfríe y sumergir las manos por 5 minutos para después aplicar en cada mano unas cuantas gotas de aceite de oliva virgen.

Y que mejor para tratar las manos agrietadas que con las propiedades que ofrece el aguacate, solo hay que retirarle la cascara para extraer su pulpa, añadir dos cucharadas de miel y batir hasta conseguir una pasta para después colocar una capa fina sobre la piel de las manos.

Muy buenas recetas que puedan utilizarse una por una, o también pueden combinarse para que los efectos sean más potentes y se consigan mejores resultados.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios

Artículos relacionades

La palta, ideal para adelgazar
Miel para terminar con el frizz