Crema corporal de mango para una piel hidratada

Las frutas son muy deliciosas, aportan una gran cantidad de vitaminas y otros nutrientes al organismo y no solo al consumirlas nos ayudan a estar saludables. Sabemos que la mayoría han sido desde siempre consideras como ingrediente esencial para la elaboración de muchos productos de belleza como las cremas corporales y hasta para maquillaje.

Las frutas cítricas como las naranjas, limones y fresas destacan en muchos productos de belleza, pero el mango es otra de estas frutas riquísimas que desde hace bastante tiempo, ha sido considerada para entrar en este mercado.

Si bien podemos conseguir muchos productos finos y de alta calidad en tiendas de distintas marcas y firmas, siempre resulta mejor lo natural por lo que hacer una crema corporal casera, resulta una gran idea.

Una de estas cremas corporales con un aroma delicioso, muy nutritiva y natural es la que lleva como ingrediente estrella al mango. Crema que ayudará a mantener la hidratada y bien cuidada, sobre todo para los meses de invierno, cuando la piel se seca y hasta se resquebraja.

Esta crema corporal natural ayuda a mejorar la calidad de la piel, pero al ser muy oleosa es importante que se distribuya bien por la piel  masajear para que se absorba en su totalidad.

Cómo preparar la crema de mango

Como se dijo, lo principal para hacer esta crema es la manteca de mango pero también son muy necesarios otros aceites esenciales como el de lima, de naranja dulce y de limón, de cada uno solo son necesarias 5 gotas.

Además necesitamos 10 gramos de cera de abejas, 25 gramos de manteca de cacao, otros 30 gramos de manteca de karité, 1 cucharada de aceite de almendra y 1 cucharada de vitamina E.

Se comienza derritiendo la cera de abejas en baño María así como las demás mantecas. Deben ponerse todas a juego lento por 20 minutos y añadir el aceite de almendras y el de vitamina E para que se sigan calentando hasta que su consistencia sea totalmente líquida.

Por último, se retira la mezcla del fugo y se agregan los aceites esenciales cítricos, se coloca en otro recipiente y se espera hasta que se asiente.

Se recomienda aplicarse luego de haber tomado una ducha para conseguir mayor suavidad y ayuda mucho en las zonas más resecas del cuerpo como los talones.

Comentarios sobre este artículo (1)

XIOMARA j. Salazar
XIOMARA j. Salazar
Excente gracias a dios detras de todo siempre tenemos buenas opciones exitos buena receta
6 junio 2015, 21:09
How is this?
0
0
Responder

Artículos relacionades

Toallitas húmedas caseras y muy naturales