El aceite de coco para la salud y la belleza

El aceite de coco al igual que muchos otros aceites naturales posee varias y ofrece una serie de beneficios para la y la belleza.

Se obtiene de los cocos maduros y muchos de sus usuarios confirman que es el aceite más sano que puede existir gracias a su grasa natural y a los muchos minerales que contiene para mantener sano el organismo.

Para comenzar podemos decir que es un aceite vegetal y es conocido también como manteca de coco, una sustancia grasa que contiene un 90% de ácidos saturados que se obtienen de la pulpa de esta fruta.

Es muy común su uso en los productos de bollería, así como en la elaboración de otros aperitivos. En sí, el aceite virgen extra es muy importante para tener una buena salud ya que regula el metabolismo, controla los niveles de colesterol y es ideal para perder peso.

Si se consume con moderación, no se corre ningún riesgo. Se recomienda consumir una cucharada todas las mañanas para acelerar el metabolismo y  conseguir adelgazar.

Pero en la cosmética es también un ingrediente estrella y es considerado uno de los mejores humectantes. Es ideal para rejuvenecer la piel y solo debe aplicarse una o dos veces al día en las zonas que lo necesiten, para conseguir sus beneficios.

El aceite de coco es parte fundamental en las recetas preparadas para combatir las estrías y las cremas que lo contienen, se convierten en un hidratante muy natural.

Ahora, puede conseguirse pasta de dientes a base de aceite de coco, ya que el Instituto de Tecnologia de Athlone ubicado en Irlanda, confirmo a través de un estudio, que el aceite de coco contiene compuestos que inhiben el crecimiento de varias bacterias que suelen aparecer y habitar en la boca originario caries dentales.

Además, es perfecto para blanquear los dientes sobre todo si se mezcla con bicarbonato de sodio, con menta y con una cáscara de huevo en polvo.

Para absorber los beneficios de los rayos UVA, se puede colocar un poco de este aceite sobre la piel y tomar el sol para conseguir un perfecto bronceado. Pero no se recomienda una exposición excesiva ya que los riesgos de padecer cáncer de piel siempre están latentes.

Un uso fundamental del aceite de coco es en la elaboración de jabones humectantes qua actúan como una capa protectora de la piel ayudando a retener la humedad. También puede ser utilizado para curar la piel inflamada e irritada y es ideal para la piel sensible.

Y el cabello también resulta beneficiado, ya que este aceite puede ser un buen acondicionador gracias a sus componentes con ácidos grasos y antioxidantes que mejoran la estructura molecular del cuero cabelludo.

Para mayores resultados, se sugiere derretir dos cucharadas de este aceite y colocarlo en el cabello cuando este muy líquido. Se realiza un suave masaje en el cuero cabelludo para estimular la circulación de la sangre de la zona y se deja por unos minutos para que se absorba totalmente. Luego solo hay que enjuagar con mucha agua tibia.

Si se aplican pequeñas cantidades en las puntas no será necesario enjuagar, pero el cabello debe estar limpio y ligeramente húmedo.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios

Artículos relacionades

Los secretos de las moras para la salud
Las Cerezas para la salud y la belleza
El chocolate negro, un aliado para la belleza femenina
Propiedades del aceite esencial de jenjibre