El vino y sus mitos

Existen una serie de mitos en cuanto al vino y ha sido Tim Elliot, especialista en vinos y bloguero, quien desmiente algunas de estas creencias.

Siempre hemos escuchado que oliendo el corcho podemos saber todo sobre la calidad de vino, cosa totalmente falsa, ya que lo único que puedo indicarnos el corcho es si está roto, el año de la cosecha y la marca del fabricante. También nos informa sobre alguna filtración grave, y si tiene moho o no.

Para saber la calidad del vino, la única forma es probándolo.

Otros dicen que el vino debe respirar y por eso debe ser descorchado horas antes de ser bebido. Otra falacia ya que lo mejor es servirlos directamente de la botella recién abierta. Son pocos los vinos que se benefician con el aire ya que estos provienen de lugares específicos y se hacen pequeñas cantidades.

Tampoco es cierto que el vino se ponga mejor con el paso de los años, son pocos los que se benefician con el tiempo, siendo algunos tintos y de cosecha tardía. La mayoría no tiene un tiempo de duración muy extenso. Los vinos rosados deben ser tomados el mismo año de la vendimia. Los tintos solo duran cuatro años y los blancos esperan solo dos antes de ser tomados.

Tener una cava para almacenar el vino tampoco es una obligación, basta con tener una alacena y asegurarse que el permanezca acostado, y antes de abrirlo se puede poner unas horas en posición vertical.

Para conocer y saber sobre los mejores vinos, basta y sobra con confiar en los propios instintos, solo con probarlos sabremos si saben bien o no.

Otra creencia errónea es pensar que los vinos tintos deben servirse a temperatura ambiente. Quizás antiguamente en el siglo XIX esto era verdad ya que no se conocía nada sobre calentamiento global y la temperatura ambiente solo alcanzaba los 17 grados. Pero en los tiempos actuales, lo más recomendable es enfriar la botella 15 minutos antes de servirla, pues el calor hace que el vino cambie su aroma y que el alcohol tenga un sabor mucho más pronunciado.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios

Artículos relacionades

Una bebida muy saludable: El Mate
El jengibre y el ginger ale
Alimentos ricos en resveratrol
Bebidas energéticas, porque los jóvenes no deben abusar de ellas