Kiwi para todos (incluso durante el embarazo y antes de practicar deporte)

De China con sabor. La historia del kiwi, fruto verde pequeño, con muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo, tiene sus raíces en el valle del río Yangtse, el más largo de Asia, donde todavía crece silvestre. a partir del 1800 también llegó al Viejo Continente y luego al resto del mundo. Un concentrado de bienestar, que saca la sed y ayuda a mantener las fuerzas sin sentirse pesado.

Beneficios para la piel y la circulación

Muchas son las propiedades nutricionales del kiwi. Además de tener muy pocas calorías (60 por cada 100 gramos de pulpa), juega un papel importante en la protección de la piel: la vitamina C que contiene, ayuda a formar colágeno y mantenerla joven. Además, el kiwi es rico en serotonina, que ayuda a contrarrestar los trastornos del sueño, mejorar la fluidificación de la sangre y bajar el colesterol malo.

Además de vitamina C, el kiwi también contiene cantidades significativas de calcio, fósforo y potasio; también vitamina B9, un aliado de la circulación sanguínea en cuanto aumenta la absorción de hierro por el organismo. Por esto, el kiwi, constituido en un 85% por agua, es definitivamente un alimento aconsejable en caso de anemia.

El fruto de los deportistas

El kiwi, cuyo mejor período de cosecha es principalmente en otoño, es particularmente adecuado para aquellos que practican deportes y para quienes quieren reducir el estrés. Esto es debido a la abundante presencia de carotenoides y especialmente polifenoles, moléculas orgánicas y antioxidantes que ayudan a prevenir las arrugas, a mantener la piel suave y flexible e incluso a fortalecer el cabello, haciéndolos menos grasos (al igual que la piel), y regularizar la producción de sebo. No es casualidad que el kiwi y sus extractos sean muy utilizados en cosméticos.

También durante el embarazo y con gripe

Es particularmente indicado durante el embarazo, ya que proporciona una gran cantidad de ácido fólico, esencial para la formación del feto. El kiwi es también un sabroso aliado contra la tos, los resfriados y la gripe, con conocidas diuréticas y laxantes que ayudan al cuerpo a depurarse.

Rico en fibra (y por lo tanto útil en caso de estreñimiento), el kiwi ayuda a combatir el colesterol malo debido a la ausencia de grasa, y ayuda a mantener todo el organismo saludable por la presencia de vitamina E, antioxidante por excelencia.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios

Artículos relacionades

Los secretos de la maracuyá
Las Cerezas para la salud y la belleza