Cocinando para el bebé

Son muchas las madres jóvenes y sin experiencia que al tener a su primer hijo no saben qué hacer y necesitan de mucha ayuda para seguir adecuadamente todos los pasos. En la mayoría de casos no se tiene a la abuela cerca, o mamá y bebé pasan casi todo el día solos, debido a que el padre está fuera trabajando.

Es verdad que con el transcurso de los días se puede ir aprendiendo, además existen muchos programas en la televisión que pueden servir de guía, ofreciendo buenos consejos para hacer más sencilla esta nueva etapa.

Los primeros meses puede ser más fácil ya que el bebé pasa varias horas durmiendo y solo se alimenta de leche materna y formula. Sin embargo, a partir del sexto mes las cosas pueden dar un gran cambio, ya que a esta edad, los pequeños ya empiezan a comer alimentos semi sólidos que la madre debe preparar.

Preparar las papillas y los purés en casa resultan muy seguros ya que una madre debe hacerlo tomando todas las medidas higiénicas y de seguridad que además, protegerán al bebé de cualquier inconveniente que pueda poner su salud en riesgo como malestar estomacal, acidez o diarrea.

Hay que tener en cuenta también, que el bebé recién está aprendiendo a masticar, por eso no deben faltar en la algunas herramientas como una olla a presión, un procesador de alimentos, un machacador y un colador.

Antes de preparar los alimentos, las manos deben estar muy limpias y deben lavarse constantemente. Algo que debe tenerse en cuenta es que no deben volverse a refrigerar que  hayan sido descongelados, y que las frutas y verduras pueden guardarse en la heladera por un máximo de tres días.

Si bien es bueno darle todos los días papillas elaboradas con distintos ingredientes, el arroz es otro alimento que debe incluirse ya que es una fuente de carbohidratos de carbono, que otorga mucha energía al niño.

El arroz puede utilizarse para preparar arroz con leche, un plato fácil de preparar y que se hace con una taza de arroz bien lavada, media taza de leche y azúcar al gusto. El arroz debe hervirse, se añade azúcar al gusto y se pone a cocinar por espacio de diez minutos, revolviendo de rato en rato para evitar que se pegue o se queme.

Luego de ser retirado de la cocina hay que esperar que se enfríe, y resulta buena idea agregarle nueces trituradas.

Las también deben darse a conocer de a pocos y el plátano es la primera fruta que el pequeño debe probar.

Esta fruta puede prepararse en puré o se le puede dar en trozos muy chicos.

Una buena receta a base banana es la que se hace con una bien macerada para después agregarle leche o crema y lograr una textura de natilla.

Es importante educar el paladar del bebé y para conseguirlo se debe ir mejorando cada día la creatividad culinaria.

Alimentos divertidos con mucho color y formas variadas, es lo que encanta a los niños y les motiva a probar cada una de las recetas que se preparen.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios

Artículos relacionades

Cabello de ensueño, comiendo sano
Lo mejor para el desayuno
Alimentándose adecuadamente para aumentar la fertilidad femenina
Alimentos no recomendados para los niños