Cómo nutrir la piel a través de la alimentación

Adoptar una alimentación adecuada, que sea muy rica en frutas y verduras, es un requisito previo para alimentar y cuidar de su piel. Incluso beber mucho es una regla de oro para lograr que la piel del y el cuerpo esté bien hidratada.

En la mesa hay que incluir mucha vitamina C, capaz de facilitar la producción de colágeno, a fin de asegurar una piel suave y pulida; por esta razón, no debemos pasar por alto los alimentos como pimientos rojos, fresas, manzanas y brócoli.

Consumir vegetales de hoja verde y frutos secos (especialmente almendras y nueces de Brasil) está indicado específicamente en los casos de deficiencia de zinc, a menudo considerado el origen de un problema dermatológico como el acné, que puede presentarse no sólo en la adolescencia.

Una limpia y libre de espinillas y puntos negros en todas las edades, se logra introduciendo en el menú pan y cereales integrales, debido a su bajo aporte glucémico en la dieta.

Para luchar contra la degradación del colágeno y la elastina, responsables de la reducción del tono de la piel, que va adquiriendo un aspecto rugoso, es necesario incorporar vitaminas A y E, a través de la ingesta de alimentos ricos en antioxidantes como ciruelas pasas, uvas pasas, arándanos, frambuesas y brócoli.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios

Artículos relacionades

La leche en tratamientos de belleza
Combatiendo las alergias del rostro con remedios caseros
Mascarilla de cúrcuma para el rostro
Trucos de belleza con ingredientes naturales para nuestra piel