Cómo aprovechar los sobrantes de pescado

Reciclar las sobras es un verdadero arte y saber cómo ponerlo en práctica es extremadamente conveniente, incluso más en tiempos de crisis. Estos son algunos ejemplos:


Pescado crudo

El descarte de algunos pescados como pez espada, mero o salmón se pueden reducir fácilmente a puré y utilizarlo para hacer sabrosas croquetas.


Pescado guisado

Si sobró pescado ya cocido, la solución más rápida y efectiva es preparar una salsa para pasta, combinando el pecado con salsa de tomate aromatizada con hierbas y dejarla cocinar durante unos minutos.


Crustáceos

Si sobraron crustáceos, retirarles las conchas y usarlos para preparar una crema o una sopa de pescado. Las cabezas y las pinzas se tuestan en una sartén con ajo y cebolla, se mezclan con vino blanco y se cocinan con la adición de caldo de verduras. Luego se filtra todo y eligir si preparar una deliciosa sopa de , dónde cocinar pasta fresca, o una crema de crustáceos.


Pescado hervido

Con las sobras de pescado hervido se pueden preparar sabrosos aperitivos. Procesar el pescado con un mixer junto con papas hervidas y aceite de oliva virgen extra; sazonar con ajo, perejil, pimienta y ralladura de limón. Extender la mezcla sobre pan tostado o crutones y servir como aperitivo.


Mejillones

Si han sobrado mejillones, retirar las conchas y preparar una ensalada. Simplemente agregar tomates cortados en cubitos, albahaca, alcaparras, apio, aceite y una gota de limón.


Calamares y sepias

Cortarlos en tiras, agregarles calabacínes salteados y pimientos asados; ideal para dar sabor a un cuscús.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios