Cómo hacer que los niños coman frutas: 5 recetas creativas

Las madres lo saben, la primera aproximación entre los niños y la fruta suele ser problemática. Sin embargo, para atraerlos a consumir alguna porción diaria de frutas y alejarlos de la tentación de las meriendas envasadas más apetitosas, hay que tratar de servir la fruta de manera más creativa.

5 ideas para impresionar a los pequeños y hacer que se diviertan... ¡con buen gusto!

1. Hielos de frutas

Sobre todo en verano, los cubos de hielo son un aperitivo refrescante y saludable, pero sólo si están preparados en casa con fruta fresca. Simplemente triturar la fruta elegida con azúcar, zumo de limón y agua para obtener un compuesto que se colocará en los moldes adecuados y se pondrán a enfriar en el congelador.

2. Pinchos de fruta

Los pinchos de frutas son sabrosos y especialmente vistosos para llevar a la mesa: elegir frutas de temporada y si es posible, incluso de diferentes colores, con el fin de alternar las variedades de frutas en los palillos de madera. ¡Incluso a los adultos le encantarán!

3. Fruta con formas de animales

Y si se tratara de darle una forma precisa a la fruta? Liberar la imaginación y tener de un poco de paciencia para crear mariposas, pavos reales, búhos y mucho más! ¡Con la ayuda de un cuchillo y algunos otros ingredientes se pueden crear muchos animales!

4. Macedonia de fruta

¿Alguna vez ha pensado en servir la fruta en un recipiente natural? Obtener bolitas de fruta de la pulpa de un melón, añadir algunas uvas y ponerlo todo en la cáscara de un melón, sandía o una piña vaciada. ¡A los pequeños les encantará!

5. Batidos de fruta

¿A los no les gusta la fruta para comer? ¡entonces tratar de hacérselas beber! Bayas, fresas y plátanos son los ingredientes perfectos para un gran batido... Se puede enriquecer la mezcla con leche o yogur natural para que sea más cremoso y decorar con secas y frescas.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios

Artículos relacionades

Jugando con las frutas y los cereales para crear desayunos infantiles
Nños y helados: cuándo pueden comenzar a disfrutarlos?
8 consejos para que los niños coman de todo