Hablando de chocolate...

Mucho más que solo un ingrediente. El chocolate es amor, pasión, obsesión, rico en matices, sabores y variedad. Porque no todo el es es igual.


Chocolate blanco

Es el de color crema, ese que ni siquiera parece chocolate, tiene aromas de vainilla, de mantequilla, de leche; su sabor es muy dulce.


Chocolate con leche

De color marrón claro y gusto a cacao y caramelo, se disuelve muy bien en la boca y se sienten notas grasas y ligeramente amargas.


Chocolate Mi-doux

Es un exitoso encuentro entre el chocolate negro y el chocolate con leche. El sabor recuerda al café tostado y al regaliz, tiene una consistencia crujiente y una nota amarga más fuerte.


Surfin

Tiene un color intenso y brillante y sabor a tabaco y cacao tostado que permanece en el paladar durante mucho tiempo.


Extra-amargo

De intenso perfume, se disuelve lentamente en la boca liberando aromas de café y cebada tostada, amargo y dulce a la vez.


Amarguísimo

un chocolate para los conocedores, amargo y crocante, de bonito color oscuro, casi negro, con un sabor fuerte e intenso a cacao, con notas de tabaco, violetas y regaliz.


Gasolina al cacao

¡También hay quienes tuvieron la idea de tratar de resolver los problemas de contaminación usando combustible biodiesel al cacao! Sucedió en Inglaterra, donde, en 2007, dos jóvenes ambientalistas partieron de Tombuctú, África, a bordo de un jeep accionado por chocolate, a través de los esfuerzos conjuntos de una fábrica de cacao y una empresa de combustibles.

A disposición de los audaces jovenes, 4 toneladas de chocolate, es decir, 80.000 barritas estropeadas y descartadas desde la fábrica con la que se obtuvieron más de 2000 litros de combustible. ¡El chocolate es realmente una fuente inagotable de energía!

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios