Las fresas, ricas y llenas de salud

Las fresas o frutillas son una de las frutas más apreciadas desde hace muchos años, contienen altos niveles de vitamina C, B6, fibra, ácido fólico, potasio y aminoácidos. Pueden ser el postre perfecto ya sean acompañadas con leche o como parte de preparaciones más elaboradas.

Desde hace mucho, se han convertido en un alimento con gran valor industrial, ya que son empleadas para elaborar muchos otros productos como helados, batidos, gelatinas, yogures y mermeladas.

Pero lo realmente bueno, es que ofrecen una serie de beneficios para la ya que al contener una sustancia conocida como fenoles, lo que le da riqueza en antioxidantes,  actúan como las aspirinas, siendo recomendado su consumo, cuando se padecen trastornos inflamatorios y para aliviar dolores.

Comiendo una taza de fresas se consiguen solo 43 calorías y el 13 de fibra dietética que se aconseja a diario. Es perfecta para conseguir mayor resistencia física y quemar más calorías a la hora de ejercitarse, solo es necesario comer unas cuantas fresas antes para que el nitrato que posee, incremente los niveles de flujo sanguíneo y otorgue oxígeno a los músculos.

Algo que quizás muchos desconozcan es que las fresas son perfectas para prevenir enfermedades oculares. Una taza de fresas contiene 136% de vitamina C, cantidad exacta para reforzar el sistema inmunológico y evitar desarrollar alguna enfermedad a nivel visual.

Al contener vitaminas como la K y minerales como potasio, magnesio y manganeso, que sirve como antioxidante, previene las cardiovasculares, reforzando la formación del sistema óseo.

Y por su contenido de vitamina C, ácido fólico, flavonoides, quercetina y kaempferol, disminuye el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.

Las fresas son ricas en agua, lo que las hace perfectas para formar parte de dietas de adelgazamiento y en aquellas que son tendientes a retener líquidos. Por otro lado, este mismo efecto beneficia a quienes padecen de cálculos renales, hipertensión y ácido úrico.

En menor cantidad contiene vitamina E, favoreciendo la fertilidad y ayudando a que las células sanguíneas se mantengan estables.

Investigaciones desarrolladas por el Instituto Salk de Biología de los Estados Unidos, han comprobado que la fisetina, un flavonoide natural de esta fruta, sirve como estimulante de la memoria a largo plazo.

Una larga lista de beneficios que las convierten en un alimento infaltable. Pero hay que tener en cuenta que al comprarlas y no consumirlas de inmediato, es mejor no lavarlas ni limpiarlas hasta minutos antes de consumirlas para que puedan conservarse por más tiempo.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios

Artículos relacionades

Jugos y batidos bastante curativos
Las Cerezas para la salud y la belleza
El apio y sus muchos beneficios en la salud
Los secretos de las moras para la salud