Brótola

Brótola

Brótola
Brótola
La brótola es un pescado blanco de carne delicada y, aunque no muy consistente, sí de exquisito sabor, parecida de hecho a la de la merluza. Se la conoce por otros nombres, como bertorella, brótola de roca o móllera, este último muy usado en las islas Baleares. En la cocina se puede preparar de muchas maneras, tanto entera como cortada a lomos.
 
En lo que respecta a nuestro país, lo encontramos en el Océano Atlántico, siendo muy abundante en las costas gallegas. La mejor época para su captura es durante los meses de abril, mayo y junio.
 
Viven a unas profundidades muy variables, que pueden ir desde los 20 hasta los 600 metros, y les gustan los fondos fangosos, en los cuales se apoyan con las delgadas aletas en forma de horquilla que tienen bajo el cuerpo. Son de costumbres nocturnas, y salen a cazar a sus presas durante la noche, mientras que por el día se esconden en cuevas. Es raro que se agrupe, normalmente prefiere ir solo.
 
En cuanto a su aspecto físico, es robusto y de forma alargada. Se distingue por sus aletas pelvianas, que son en forma de filamentos, así como por las dos largas barbillas que tiene debajo de la boca. Su color es marrón rojizo, y la zona del vientre de color blanco con reflejos dorados.
 
Su alimentación se basa es especies de pequeño tamaño como langostinos, cangrejos, anchoas, calamar, camarones y similares.
 
 
 
 

Comentarios sobre este ingrediente (0)

No hay comentarios