El chocolate es bueno para la memoria!

El chocolate es a menudo un placer buscado, un sabor que satisface el paladar y las necesidades emocionales. Además de las características organolépticas deseadas, a su lujuriosa suavidad al derretirse, a la persistencia aromática y a su adaptabilidad tanto en pasteleria como en creaciones saladas, la investigación científica revela nuevas propiedades nutracéuticas, que se suman a las evidencias experimentales de estimulación del metabolismo de la teobromina, alcaloide similar a la cafeina.

Los flavonoides tienen un papel muy importante en la prevención de la resistencia a la insulina y la diabetes, protegen el sistema cardiovascular, regulando el tono de los vasos, estos compuestos previenen la aterosclerosis y la oxidación de las lipoproteínas que transportan el colesterol.

Estudios del Departamento de Neurología, de laFacultad de Medicina de Icahn en el Monte Sinaí de Nueva York demuestran que los flavonoides extraídos de los granos de cacao tienen una probada actividad para prevenir y reparar los daños de los polímeros ß-amiloide en la transmisión sináptica neuronal, la base de la enfermedad de Alzheimer.

Otros estudios de la Universidad de Columbia han correlacionado la acción de altas dosis de flavonoides en la dieta para la funcionalidad del giro dentado, un área específica del encefalo que contiene los recuerdos y juntos a las amígdalas integran la memoria de las emociones de las experiencia vividas.

Y, también, el análisis de resonancia magnética funcional y pruebas cognitivas pusieron en evidencia un aumento de la perfusión sanguínea y de la actividad de esta zona del hipocampo, de lo que resulta una mejora de la memoria.

La importancia de los estudios sobre los beneficios de los polifenoles del cacao en el sistema cardiovascular, la memoria y el estrés oxidativo, sin embargo, no debe fomentar el consumo de grandes cantidades de chocolate.

El chocolate negro contiene más de 500 kcal por cada 100 g, grasa saturada - no relacionado con el colesterol - y azúcares simples; y la reducción de la manteca de cacao a favor de otras grasas vegetales, también afecta a la reducción porcentual de los flavonoides en el producto acabado.

Hay que buscar el negro con un alto porcentaje de cacao, que tenga procesos de producción transparentes.

Pero, atención: si el chocolate contiene tiramina,puede desencadenar ataques de migraña en individuos predispuestos y precipitar los oxalatos en forma de sales insolubles, lo que puede llevar a la formación de cálculos renales.

La ingesta diaria de polifenoles y flavonoides se puede incrementar fácilmente con el consumo de cítricos, frutas y verduras de temporada, aceite de oliva extra virgen y un vaso de vino tinto con la comida. Incluso el ejercicio regular debe ser integrada en los beneficios a largo plazo de un estilo de vida saludable.

Comentarios sobre este artículo (0)

No hay comentarios