Quesadillas fritas

Quesadillas fritas

Añadir a favoritos

Datos de la receta

Normal
Comen 6
Total: = prep. + coc.

Ingredientes

500 gr. de harina de maíz blanco
6 gr. de levadura instantánea
8 gr. de sal
1 y 1/2 lt de agua caliente
Aceite de semillas para freír

Para el relleno de carne:
350 gr. de carne molida
1 patata mediana hervida en agua con sal y cortada en cubos pequeños
1/4 kg de cebolla
Sal
Comino en polvo
1/2 tubo de pasta de tomate
Aceite de semilla

Para el relleno de queso:
150 gr. de queso fresco en cubitos pequeños

Cómo hacer Quesadillas fritas

Comenzar a preparar estas quesadillas fritas con el relleno de carne, el cual necesita reposar y enfriarse completamente antes de ser utilizado. En una sartén, sofreír la cebolla en una cucharada de aceite de semillas y agregar la carne picada y los dados de papa hervida. Revolver y dejar que la carne se dore. Agregar la pasta de tomate, la sal, el comino, un vaso de agua y cocinar hasta que se seque el líquido. Retirar y dejar enfriar.

Mientras tanto, preparar la masa de la tortilla: en un bol grande combinar la harina y la levadura, mezclar y agregar la sal. Mezclar todo añadiendo poco a poco una cucharada de agua caliente: se deberá obtener una masa sólida y tersa. Dividirla en bolitas de 3 o 4 cm de diámetro.

Preparar unas láminas de papel para horno de 25x13 cm o film transparente doblado por la mitad. Abrir la tortillera, primero colocar el papel pergamino sobre el disco, luego la bola de masa y cerrar con el otro disco.

El resultado será un disco de unos pocos milímetros de grosor. Si no se tiene la tortillera, se pueden usar dos platos lisos o dos tablas de madera lisa y pesada, presionando la superficie con las manos. O encerrar la bola de masa en dos hojas de papel pergamino y extenderla con un rodillo para obtener un disco de unos 10 cm de diámetro. Ahora las quesadillas están listas para ser rellenadas con el queso picado y el relleno de carne.

Rellenar la mitad del disco con la carne, hacia el centro, para dejar el espacio necesario en los bordes para realizar el cierre. Tomar el disco en las manos y con la ayuda de papel pergamino crear un paquetito, superponiendo las dos mitades.

Hacer esto con todas las quesadillas, alternando los dos rellenos según los gustos. Asegurarse de sellar bien los paquetes, rizando la masa en los bordes con las manos.

En una cacerola grande calentar abundante cantidad de aceite y, una vez caliente, sumergir los paquetitos. Freirlos hasta que alcancen un bonito color dorado y luego colocarlos, con ayuda de una espumadera, sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Las quesadillas fritas son perfectas si se sirven calientes. Se pueden comer solas o acompañados de alguna salsa picante, como la salsa ranchera hecha con tomate, cebolla y guindilla o chile picante

Comentarios sobre esta receta (0)

No hay comentarios